PREMIO ESTIMULO 2016 – Proyecto de Intervención Territorial – TERCER PREMIO

/

Detalles

  • Año:
    2016
  • Distrito:
    2
  • Autor/es:
    Arq. Ortiz Ricardo- Fichera Ayelen
  • Premio:
    Tercer Premio
  • Año:
    2016
  • Distrito:
    2
  • Autor/es:
    Arq. Ortiz Ricardo- Fichera Ayelen
  • Premio:
    Tercer Premio
  • Colaboradores:
    SANCHEZ, Juan Carlos

    1/ UN ARGENTINO DE CADA 10 HABITA EN VILLA O ASENTAMIENTO
    El Relevamiento de Asentamientos Informales / 2016 de la organización TECHO,
    consigna la existencia de “2.432 asentamientos informales en los once territorios
    relevados donde se estima que viven 650.700 familias aproximadamente. Utilizando la
    media nacional de 4,6 miembros por cada familia, se estima que al menos 2.993.151 de
    personas viven en asentamientos informales en el territorio donde habita el 67% de la
    población argentina”.De todos los casos estudiados a nivel nacional, el 2,30% posee una
    población superior a 1.500 familias.
    En la provincia de Buenos Aires se localizan, según el mismo informe, 1.352
    asentamientos, con una población estimada de 397.705 familias, casi 1.830.000
    personas, algo así como el 11% de la población bonaerense.
    Las villas, asentamientos y barrios informales analizados presentan diversas carencias y
    déficits, que se resumen de la siguiente manera: en el 72,6% de los asentamientos, la
    mayoría de los hogares no cuenta con conexión formal a la red pública de energía
    eléctrica con medidor domiciliario, en el 95% de los mismos, la mayoría carece de
    conexión a la red de agua corriente, y en el 98%, de conexión a los desagües cloacales.

    2/ BARRIO 17 DE NOVIEMBRE
    2.1. Una breve pero intensa historia
    “Durante la mañana de ayer, un grupo de más de 300 familias se asentó en un predio
    abandonado, ubicado en Camino Negro y Recondo. Los vecinos comenzaron a parcelar
    el predio y le exigen al municipio que les permita comprar las porciones de tierra. “Les
    decimos a los funcionarios que pretendemos pagar estos terrenos. Además, esto es un
    basural desde hace años”, manifestó uno de los vecinos que forma parte de la toma[…]
    A primera hora, y con extensos cableados, comenzaron a dividir las tierras para
    delimitar el espacio. Durante la tarde, fueron acercándose más familias que pretenden
    hacer de esas tierras su propio hogar, ante la falta de un techo digno para vivir. […] El
    terreno está rodeado de un gran basural, con bolsas de residuos y desperdicios de todo
    tipo, además de animales muertos, chatarras y gran cantidad de montañas de tierra.
    “Necesitamos un lugar para nuestras familias. Hace decenas de años que esto está así
    y nadie hace nada por arreglarlo o limpiarlo. Ahora que llegamos nosotros seguro nos
    quieren sacar, pero tendrían que hacer algo con este predio, que es muy peligroso para
    la gente del barrio”, indicó Maria Rosa Aguirre, otra de las vecinas que ocupó el
    predio,[…] Ninguno abandonó su lugar, bajo los fuertes rayos del sol las mujeres y los
    hombres cuidaron su terreno milimétricamente seleccionado. Todos esperando un
    futuro incierto.[…]http://www.laverdadzonasur.com/
    “ […] En la madrugada, 10 mil personas tomaron un predio de 110 hectáreas de
    Ingeniero Budge, en el municipio de Lomas de Zamora, en manos de un kirchnerista, el
    intendente Jorge Rossi. La toma fue de una magnitud sin precedentes. Algunos acusan a
    punteros vinculados con el ex presidente Eduardo Duhalde, líder histórico de la zona.
    Dos meses después, en el asentamiento “17 de noviembre”, como lo bautizaron, hay
    4.000 familias con más de 15.000 integrantes. […] En la zona lo llamaban “Campo de
    Tongui”, más de cien manzanas de tierras bajas, abandonadas desde hace décadas.
    “Era tierra de maleantes -dice Rosa Cabrera, chilena y de 54 años-. Bajaban avionetas
    con droga, tiraban muertos, violaban mujeres. Los vecinos nos cansamos y las
    tomamos. Alquilo por $ 250 una pieza acá en Budge, donde vivo con mis cuatro hijos.
    Cuando me enteré de que estaban entrando, le pedí ayuda a mi yerno para tener un
    terrenito. Fui una de las primeras en llegar.”
    […] El miedo al desalojo no es el único motivo por el que los ocupantes vigilan sus
    terrenos. En el barrio, comentan que hay quienes aprovechan la situación para “hacer
    negocio”, presionan a la gente para que se vaya y venden los terrenos por hasta $
    6.000. […] “Este asentamiento se armó en forma espontánea y no se venden terrenos”,
    jura Daniel Chamorro, que junto a su hermano Olegario forma parte de la comisión
    central del barrio.
    http://edant.clarin.com/diario/2009/01/25/laciudad/h-01846254.htm
    “El Estado trabaja para que los que ocuparon el predio puedan quedarse” Así lo
    aseguró Rubén Pascolini, presidente de la Comisión Nacional de Tierras para el
    Hábitat Social de la Nación, al referirse a los vecinos que ocuparon los terrenos
    ubicados en la intersección de Camino Negro y Canadá, en Ingeniero Budge. Según
    indicó el funcionario en diálogo con Info Región, de no llegar a un acuerdo de compra
    con los propietarios del predio, podrían expropiarlo. `Reivindicamos el derecho a tener
    un lugar dónde vivir y la población que ocupó la zona vivía hacinada en las
    inmediaciones del terreno`, defendió Pascolini. […]
    ´Otro de los grandes ejes sobre el que nos abocamos es la organización de la
    comunidad. Eligieron delegados para que los puntos de trabajo diagramados sean
    administrados con responsabilidad, compromiso y Justicia`.
    El funcionario consideró, además, que es ´muy probable` que los vecinos hayan sido
    inducidos a tomar el terreno por dirigentes políticos, aunque no rechazó esa forma de
    organización.” / inforegion
    “Nunca se construyó un barrio en tres meses. Menos uno como éste”, concluyó la
    responsable de la Comisión Nacional de Tierras, Miriam Denegri. Fue su respuesta
    ante la situación en la que viven más de 3500 familias de escasos recursos que
    apostaron todo por conseguir una casa propia y decidieron, como ya informó
    Página/12, tomar un terreno abandonado a la vera del Camino Negro, en una de las
    zonas más pobres del partido bonaerense de Lomas de Zamora. La funcionaria
    representa al gobierno nacional –también hay autoridades de la provincia y del
    municipio- en la negociación con la familia propietaria (Tronconi), que comenzó hace
    dos meses pero que aunque aún no llegó a buen puerto. La situación dominial
    irresuelta es, según los funcionarios, el impedimento para comenzar a realizar mejoras
    en la calidad de vida de los vecinos, quienes hace cinco meses que sobreviven sin las
    condiciones habitacionales básicas cubiertas.[…]
    La posesión de la tierra fue, desde el principio de la toma, uno de los puntos
    principales del reclamo de los vecinos, aunque no el único. Para los funcionarios
    estatales que se hicieron cargo del asunto, en tanto, expresaron que la regularización
    dominial es lo más urgente, aunque su gestión no se caracterice precisamente por la
    celeridad.
    [—]Mientras tanto, existen otros puntos urgentes en la demanda sostenida por los
    habitantes del “17 de Noviembre”, como la falta de servicios de luz y agua. Ante la
    inacción oficial para responder a las falencias, entonces, fueron los propios vecinos los
    que pusieron en funcionamiento su ingenio. En menos de un mes, la mayoría de las
    casillas precarias contaban con un foco de luz, aun pese al peligro de electrocución que
    implican los tendidos clandestinos con los que, desde los palos de luz de las calles
    aledañas, alimentan la demanda del barrio.
    […]La uniformidad que caracterizó los comienzos de la toma, cuando cada lote estaba
    bien delimitado, fue destruida por la desigualdad en la tenencia de los recursos
    necesarios, la presencia prácticamente inexistente del Estado y la inevitable acción de
    las condiciones climáticas, mucho más inclementes sin aquellos recursos.
    Si bien las casillas precarias siguen siendo el prototipo de vivienda –por llamarlas de
    algún modo– predominante, entre ellas comenzaron a asomar unas pocas estructuras
    de cemento y ladrillo, casi todas en el sector a orillas de la autopista. “Son de la gente
    de más recursos. No sólo porque tiene plata para los materiales, sino porque para
    poder construir así, primero tuvo que rellenar el terreno, y eso también cuesta. No
    todos pueden hacerlo”, explicó Alejo”. /Página 12 / marzo 2009

    3/ ¿PROCESO O PROYECTO?
    3.1. La intervención sobre el Barrio 17 de Noviembre / B17N se entiende como un
    proceso de urbanización, con tres dimensiones: el hábitat, los recursos económicos y la
    gestión.
    El proceso implica que variables como el tiempo, las decisiones políticas, los recursos
    disponibles y la acción interjurisdiccional (nación, provincia y municipio) e
    intersectorial (empresas y entes de regulación de servicios, ACUMAR, colegios
    profesionales) deben ser consideradas de importancia similar al proyecto urbanoarquitectónico. Las intervenciones sin un buen proyecto (o sin proyecto) están
    destinadas al fracaso, tanto como las propuestas centradas exclusivamente en la
    resolución física de las problemáticas y en la situación particular del territorio
    considerado.
    3.2. Mecánica metodológica
    Diagnóstico y propuesta en tres escalas (localidad, barrio, macromanzana), abordando
    las problemáticas de la movilidad, el equipamiento, las infraestructuras, la residencia, el
    trabajo y la identidad. La gestión, la factibilidad económica y el marco normativo se
    incorporan al diseño urbano y arquitectónico.

    4/ DIAGNOSTICO
    4. 1. Contexto
    En Cuartel Noveno, un sector de la localidad de Banfield comprendido entre el
    Riachuelo, los límites con los partidos de Lanús y Esteban Echeverría y la localidad de
    Lomas de Zamora, se encuentran todos los asentamientos y villas del partido de Lomas
    de Zamora, entre ellos el B17N, que reúnen una población de 94.553 personas (14% de
    la población del partido, actualizada a 2016). El territorio restante de Cuartel Noveno
    está cubierto por barrios populares con distintos grados de consolidación: Ingeniero
    Budge (donde se localiza el barrio), Villa Fiorito, Villa Centenario, Villa Albertina,
    Santa Marta, entre los más importantes.
    En este sector, atravesado por la Autovía Presidente Perón y por el ramal TemperleyHaedo del FFCC Roca, en dirección este-oeste, y el Ferrocarril Belgrano Sur en
    dirección norte-sur, se localiza también la feria La Salada, el centro comercial más
    grande de América Latina, según se la ha definido en su momento, en la que participan
    semanalmente miles de vendedores y decenas de miles de compradores locales, de
    distintas provincias e internacionales.
    Respecto a la infraestructura, excepto la mayor parte de villas y asentamientos, la
    cobertura del servicio de agua corriente y electricidad es casi total en los barrios. En
    cuanto a cloacas y gas, la carencia es casi absoluta.
    Los equipamientos de salud y educación se han ido desarrollando en los últimos años,
    aunque la dinámica poblacional genera constantes déficits. Dentro del área se localiza el
    predio municipal recreativo de Villa Albertina y existen zonas con posibilidades de
    desarrollo de espacios verdes y recreativos (Santa Catalina, ribera del Riachuelo y
    Arroyo del Rey).
    4.2. Demografía, superficie, servicios y equipamientos
    El predio Campo Tongui (denominado así en homenaje a su cuidador durante muchos
    años) fue, hasta 2008, el mayor vacío urbano en el municipio de Lomas de Zamora: 116
    hectáreas sin uso, con un pequeño fragmento ocupado por una escuela primaria, cuya
    propiedad pertenecía (y pertenece aun) a la familia Tronconi. En ese año fue ocupado
    en una sola jornada, la del 17 de noviembre
    De acuerdo a observaciones en el sitio y a relevamientos a partir de imágenes satelitales,
    el predio está parcelado y ocupado casi en su totalidad, incluso un área prevista para
    equipamiento. La superficie ha sido subdividida en 87 manzanas irregulares,
    característica que presenta también la trama circulatoria, diferenciándose del entorno,
    más regular en su tejido. El aumento de población comienza a producir mayores
    densidades en un sector paralelo a la Autovía Perón, en el que ya se levantan edificios
    de 4 o 5 pisos. Se puede preveer en breve un aumento de ocupación de parcelas, con el
    consiguiente agravamiento en los niveles de habitabilidad.
    Según se expresa en los fundamentos de la ley de expropiación del predio, “el inmueble
    objeto de la ocupación se encontraba sin uso desde la década de los ’70, con presencia
    de basurales a cielo abierto, de cota baja, con encharcamientos permanentes, y
    afectado sobre uno de sus costados y su contrafrente por obras de hidráulicas, por lo
    que el mismo estaría sujeto a restricciones que surgen de las afectaciones antes
    mencionadas.
    Las normativas de uso del suelo -ordenanza 3.933/83 y modificatorias- que son de
    aplicación para el terreno en cuestión establece que tiene por uso asignado «Zona de
    Reserva», por lo tanto, no tiene determinado ningún indicador, ni uso. Según plantea la
    normativa, los usos posibles e indicadores se deberán realizar a partir de estudios
    particularizados de la zona; y siempre dependerán de las obras de equipamiento y
    servicios que exista en la zona”.
    Según el relevamiento de TECHO, el Barrio 17 de Noviembre o Campo Tongui tiene
    una población de 5.000 familias o 23.000 personas (TECHO adopta un promedio de 4,6
    personas por familia). De acuerdo al censo de la Comisión Nacional de Tierras para el
    Hábitat Social, en diciembre de 2008, a pocos días de la toma, la población llegaba a
    1.002 habitantes. Según el mismo informe, en septiembre de 2010 eran ya 5.577
    personas, y para el primer semestre de 2016, 23.000 vecinos se localizan en el barrio.
    Esta información pone de manifiesto la extraordinaria dinámica urbana del predio: en
    casi dos años, la población se quintuplica (1.002/5.577), en tanto que, entre 2010 y
    2016, se cuadruplica (5.577/ 23.000). Como dato comparativo, la Villa 31/CABA tardó
    en llegar a sus actuales 46.000 habitantes más de 80 años.
    En relación a los servicios, el informe de TECHO ha determinado que el en B17N la
    eliminación de excretas es a cámara séptica o pozo negro, el acceso a agua corriente y
    energía eléctrica se materializa a través de conexiones irregulares a la red pública, para
    cocinar se utilizan garrafas y las viviendas se calefaccionan por medio de calentadores o
    estufas eléctricas. La red de alumbrado público ha sido realizada por los vecinos, y en
    cuanto a la recolección de residuos, se cumple de manera regular, con entrada de los
    camiones recolectores al predio.
    En cuanto al equipamiento, solo hay una escuela primaria dentro del predio, creada con
    anterioridad a la ocupación del mismo y un Centro de Integración Comunitaria sobre la
    calle Ginebra. En años recientes, se ha instalado una unidad asistencial UPA 24 sobre la
    Autovía Pte. Perón, conjuntamente con un centro cultural vecino al mismo. El Hospital
    Alende se encuentra a pocas cuadras, y la Unidad Sanitaria Dr. Finochietto, sobre la
    calle Ginebra frente al predio. Al interior del barrio, sobre esta misma calle, se
    encuentra el Centro de Integración Comunal.
    Sin embargo, una población reciente de 23.000 personas con pronóstico de inminente
    aumento no cuenta con los equipamientos mínimos en salud, educación y seguridad.
    Más allá de la voluntad política o la disponibilidad de recursos, un crecimiento
    demográfico exponencial desafía cualquier política de provisión de infraestructura y
    equipamientos.
    En poco más de un lustro, el B17N se ha convertido en una ciudad dentro de otra –
    Ingeniero Budge-, ambas con carencias en relación a la infraestructura, la habitabilidad
    de las viviendas, los equipamientos y la movilidad. El barrio, sin embargo, presenta
    déficits mayores al de su entorno inmediato más consolidado, y similares a otros
    asentamientos vecinos (La Chanchería, Gabriel Miró I y II, La Lonja).
    4.3. Marco normativo
    En mayo de 2009 se sancionó la Ley provincial 13.988, que declara al predio
    “Campo Tongui” como de utilidad pública y sujeto a expropiación, establece que la
    fracción “será adjudicada en propiedad, a título oneroso y por venta directa a sus
    actuales ocupantes, con cargo de construcción de vivienda propia”, y determina que se
    desarrollará un Plan General de Desarrollo Urbano y Vivienda, a cargo de distintas
    areas provinciales y municipales.
    En su articulado delega en el municipio de Lomas de Zamora la realización de un censo
    integral de la población, y, lo más importante, se adjudica un lote a cada familia
    ocupante, con dimensiones que garanticen la habitabilidad, la que tendrá que abonar por
    ello un monto a determinar, subdividido en cuotas mensuales.
    Por otro lado, una Ordenanza municipal de junio de 2012 ( Exp. Nº 302-P-12) establece
    que “solo serán beneficiarios de la misma [Ley 13.988 de expropiación] todo ocupante
    que se encuentre debidamente censado por la autoridad de aplicación y su vivienda no
    supere el valor que utiliza la Provincia de Buenos Aires para determinar una vivienda
    social. A los ocupantes que no reúnan estas condiciones el precio de venta se fijará por
    el valor del mercado inmobiliario en la zona”. De esta manera, las propiedades de
    varios pisos construidas sobre la colectora de la Autovía Presidente Perón no se
    benefician con una tasación preferencial. La normativa también legisla sobre el uso del
    suelo: en su artículo segundo, se dispone “la preservación como espacio verde y
    comunitario de la porción del predio expropiado comprendido por la continuación de
    las calles Canadá, Claudio de Alas, Cañuelas y Ricardo Palma”. Actualmente, esta
    fracción se encuentra ocupada parcialmente por viviendas.
    4.4 Proceso participativo
    Al producirse la ocupación del barrio, se inicia un proceso organizativo que se pondrá
    de manifiesto en las reuniones con las autoridades nacionales o locales para la provisión
    de elementos mínimos para la subsistencia (al comienzo, abastecimiento de agua por
    medio del ejército y la instalación de 8 canillas por parte de AYSA) como en las etapas
    de mediación con los propietarios del predio. Producto de esta iniciativa, se dividió al
    barrio en 8 regiones, que aportan sus delegados a una Comisión barrial.

    5/ PROCESO DE URBANIZACION / HABITAT
    5. 1. Objetivos y Lineamientos Generales
    Se adoptan como objetivos generales para la urbanización del Barrio 17 de Noviembre,
    las líneas de acción del “Acuerdo para la urbanización de las villas / Diez puntos por la
    integración sociourbana de los asentamientos”, concertado por organizaciones sociales,
    centros universitarios, comisiones de villas y asentamientos, equipos profesionales, etc.
    Los diez puntos son:
    1/Las villas deben ser integradas urbanística y socialmente al resto de la ciudad.
    2/ La urbanización debe realizarse siempre con participación vecinal
    3/ La urbanización involucra la provisión de infraestructura y equipamiento colectivo
    equivalente a la del resto de la ciudad
    4/ La urbanización implica radicación: no podrá incluir desalojos forzosos ni
    relocalizaciones fuera del barrio
    5/ La urbanización incluye el mejoramiento de las viviendas para garantizar estándares
    de habitabilidad adecuados
    6/ La urbanización supone la seguridad en la tenencia y la regularización dominial de
    las viviendas
    7/ La urbanización requiere de un abordaje adecuado para la solución de la problemática
    habitacional de los inquilinos
    8/ La urbanización debe ser también integración sociocultural y socioeconómica
    9/ La urbanización implica garantizar el derecho a una seguridad democrática y el
    acceso a la justicia
    10/ La urbanización deberá ser sustentable en el tiempo e integrar la dimensión
    ambiental
    5.2. Escala barrial
     Movilidad
    Dos ejes, transversal y longitudinal, que facilitan la accesibilidad a CABA, Lomas y
    Lanus centro y vinculan el barrio con ferrocarriles Belgrano sur y Roca/ramal
    Temperley-Haedo.
    Sistema de movilidad interno integrado por dos redes viales: primaria (asfaltada) y
    secundaria (pavimento articulado).
     Trama y macromanzanas
    Consolidación de la trama y amanzanado existente como elemento identitario del barrio.
    Sectorización del B17N en ocho macromanzanas, delimitadas por la red vial primaria,
    con criterios de mixtura social y de usos, y como reconocimiento a la estructura
    organizativa inicial del barrio.
     Equipamiento
    Area de centralidad en vacio urbano prexistente, delimitado por las calles Canadá,
    Claudio de Alas, Cañuelas y Ricardo Palma.
    En el sector se propone un Complejo Multifunción (educación, sanidad, centro
    comunitario-cultural y deporte) y espacios verdes recreativos. Sobre la calle Ginebra se
    ubica el Centro de Integración Comunitaria municipal, que se propone ampliar para
    incorporar funciones de formación y divulgación cultural. El Complejo y el Centro
    estimulan la articulación del barrio con el entorno consolidado.
    Consolidación de alineamientos comerciales y actividades productivas sobre ejes
    circulatorios.
    Area verde sobre Arroyo del Rey, como fragmento del parque lineal en desarrollo.
    Patios recreativos en trama existente.
     Residencia + trabajo
    Mejoramiento habitacional de viviendas recuperables, con la posible incorporación de
    módulos sanitarios.
    Módulos residenciales unifamiliares o agrupados, localizados en el tejido existente.
    Incorporación de espacios de trabajo en viviendas nuevas o mejoradas.
     Infraestructura
    Tendido de red eléctrica, de servicios sanitarios (provisión de agua y desagües
    cloacales) y de desagües pluviales.
    Recolección regular de residuos. Remediación de suelos. Provisión de material vegetal
    para espacios públicos.
    5.3. Escala sectorial / Macromanzanas
     Mixtura de usos
    Las macromanzanas comprenden actualmente diversidad de usos y la propuesta enfatiza
    esta situación: residencial en gran porcentaje, con comercio diario y actividades
    productivas dispersos en la trama, equipamientos diversos (recreativos, comunitarios
    educacionales) y alineamientos comerciales sobre calles asfaltadas.
     Diversidad habitacional y social
    Las viviendas nuevas no se localizan en espacios exclusivos del barrio ni conforman
    conjuntos habitacionales dentro o fuera del mismo. La inclusión en el tejido preexistente
    de las mismas, conviviendo con las viviendas mejoradas o existentes, favorece los
    procesos de inclusión de los distintos sectores sociales que comparten el barrio.
     Movilidad interna
    La movilidad al interior de las macromanzanas otorga prioridad a peatones y vehículos
    no motorizados. Calzadas y veredas de pavimentos articulados y con dispositivos de
    reducción de velocidad para automotores y otros vehículos motorizados. La calle suma
    a su función circulatoria la de encuentro, juegos y expansión de la vivienda.

    6/ PROCESO DE URBANIZACION / RECURSOS E INVERSIONES
    6.1. Para el cálculo de las inversiones de los residentes en B17N y aquellas necesarias
    para el mejoramiento y/o ampliación de viviendas, la construcción de nuevas unidades,
    la provisión de servicios sanitarios y eléctricos regulares, desagües pluviales,
    acondicionamiento de calles y veredas, espacios públicos e iluminación se utilizarán
    distintos procedimientos, en función de la información disponible.
    6.2. La inversión de los vecinos del barrio
    No es frecuente calcular la inversión que han hecho las familias para lograr una
    vivienda precaria o incompleta. Representa un valioso activo urbano que es necesario
    valorar y ponderar, ya que la provisión de una “vivienda digna” familiar está asegurada
    por la Constitución nacional y el estado -nacional, provincial o municipal- debería ser el
    garante de dicho derecho constitucional. El trabajo y la inversión realizada por estas
    familia, muchas de ellas ubicadas por debajo de la línea de pobreza o incluso indigencia,
    debe entenderse como un ahorro estatal en materia habitacional.
    Si se considera que habitan 5.000 familias en el barrio, y se adjudica un promedio de 60
    metros cuadrados de espacio residencial para cada una de ellas, se obtienen 300.000
    metros cuadrados de distinta calidad y habitabilidad. Asignando un valor de 6.000 pesos
    el metro cuadrado a estas construcciones (un cuarto del costo del metro cuadrado de una
    vivienda unifamiliar de buena calidad / Clarín Arq / noviembre 2016), la inversión
    realizada y actualizada representa 1.800 millones de pesos. No se incluyen aquí costos
    de acondicionamiento de espacios comunes, limpieza de terrenos, calles de tierra,
    conexiones irregulares a servicios, etc.
    6.3. La inversión en infraestructura y equipamiento
    Para este cálculo, se ha tomado los montos a invertir en algunos barrios del Municipio
    de Lanús con condiciones similares al B17N. El procedimiento ha consistido en dividir
    la inversión por las familias beneficiadas.

    Si se toma un promedio de 150.000 pesos, las 5.000 familias de B17N necesitan de una
    inversión de 750 millones para lograr estándard mínimo de provisión de servicios,
    espacios públicos y equipamiento educativo, sanitario y de seguridad. En este caso,
    también se incluyen algunas acciones de remediación ambiental que se consideran
    urgentes: recolección de residuos y limpieza integral, forestación de espacios públicos y
    relleno y acondicionamiento de suelos.
    6.4. La inversión en mejoramiento de viviendas y nuevas unidades
    Para las viviendas nuevas, se ha tomado el valor que la Secretaría de Vivienda y
    Hábitat/Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda ha establecido para el metro
    cuadrado a construir de vivienda social: $ 12.500. Si se consideran 70 metro cuadrados
    para cada espacio residencial + trabajo, el costo por unidad es de $ 875.00.
    En relación al mejoramiento de viviendas, se entiende que el mismo incluye: un núcleo
    de baño / cocina + aislaciones + revoques + pintura + pisos. En algunos casos se puede
    reemplazar rubros por otros. Se estiman inversiones de aproximadamente $ 300.000 por
    unidad residencial de 70 metros cuadrados.
    Las situaciones de mejoramiento, completamiento y ampliación se abordarán con la
    participación y el trabajo de campo de la “Oficina de asesoramiento técnico” y la
    provisión de mano de obra de “Cooperativas de trabajo” locales.

     

    Google Nearby Places